martes, 5 de agosto de 2008

El arpegiador

Hoy quería hablar del arpegiador del Fantom G. He estado analizándolo en profundidad y tras mucho darle vueltas me he dado cuenta y me he llevado la sorpresa enorme de que el arpegiador del Fantom G, a día de hoy y con la versión del sistema operativo 1.10 NO ES PROGRAMABLE. Es decir no puedes programarle tus propias frases o secuencias que quieres tocar, sino que estás limitado a los estilos preset que lleva y a sus variaciones.
Lleva aproximadamente 85 estilos (Arpeggio Style) y cada uno tiene entre 5 y 8 variaciones (Arpeggio Variation).

También se puede ajustar el orden en el cual suenan las notas (Motif) Tiene 10 opciones: up, down, up&down, random, note order, glissando, chord, auto1, auto2, phrase.

Puedes ajustar el acento de las notas (Accent Rate), más acentuado o menos.

Y el espacio entre las notas (Shuffle Rate) que hace que algunas notas se reproduzcan antes o después, lo cual permite variar un poco más todavía los estilos, para ajustarlos a lo que necesites.

Y luego tiene otras opciones propias de cualquier arpegiador, Rango de octavas en el que actúa el arpegiador (Octave Range), como influye la velocidad a la que pulsas las teclas (Keyboard Velocity) y si quieres sincronizarlo con el secuenciador (Key Trigger).

Una vez ajustados todos estos valores puedes guardar los cambios en uno de los 128 espacios de memoria que lleva.


Según he estado mirando, en otros sintetizadores, incluso en el fantom S y X aunque algo limitados llevan arpegiadores programables. No se entiende como es posible que el del Fantom G no sea programable. Ya es bastante limitante que el arpegiador sea único, es decir que solo se pueda aplicar a un sonido, no como en los sintetizadores Korg, por ejemplo, que es dual. Incluso el M3 o el OASYS llevan el KARMA, que es un sistema potentísimo de crear frases.

Y aunque con los estilos, variaciones y demás ajustes que puedes hacer quizás sea suficiente para la mayoría de los casos, sería muy de agradecer que el arpegiador fuera programable. Esperemos que en próximas actualizaciones del sistema operativo, el arpegiador mejore ostensiblemente. Es el único consuelo que nos queda.

No hay comentarios: